logo

Cómo ser feliz en 17 segundos

17 segundos para ser feliz | Universo ThetaHealing

Hoy vamos a compartir con vosotros una técnica para ser feliz muy interesante, ideal practicar una o dos veces al día y cuyo único requisito es 17 segundos de tranquilidad.

¿Cuánto son 17 segundos? Literalmente nada, si lo comparamos con la cantidad de minutos y a veces horas que perdemos cada día en cosas nada productivas o incluso negativas.

La técnica de los 17 segundos para ser feliz se basa en la conocida ley de la atracción, la cual nos dice que todo lo que pensamos y sentimos es lo que atraemos hacia nuestra vida. Según los practicantes de ésta técnica a los 17 segundos se alcanza el punto de inflexión entre el simple pensamiento y el comienzo de la manifestación del mismo.

En resumidas cuentas: basta con concentrarnos durante 17 segundos en nuestra propia felicidad, para que cuando abramos los ojos, nos sentimos felices. Tras la práctica sentiremos como va evolucionando el pensamiento: tras los primeros 17 segundos, llegará un pensamiento más fuerte que el anterior, tras 34 segundos (17+17), otro aún más poderoso y así hasta cuatro veces, es decir, 68 segundos, momento en el cuál atraemos la mayor cantidad de energía, pero no es tan sencillo.

Si bien este ejercicio pueda parecer ridículo para algunos, basta con ponerlo en práctica para darnos cuenta de su dificultad. No es nada fácil mantener la mente concentrada en ese aspecto de nuestra vida que queremos cambiar y es por ello que quizá requiera práctica y varios intentos, es normal que nuestra mente se nuble, perdamos el enfoque o nos lleguen pensamientos negativos, teniendo que volver a empezar tras cada intento fallido.

Según estudios, pocas personas consiguen concentrarse hasta el nivel máximo de energía, al cual se llega a los 68 segundos (4 veces 17), momento tras el cual nuestro pensamiento es más poderoso.

Sin ninguna duda, cualquier persona con algo de constancia y 68 segundos libres al día, podría conseguirlo, reduciendo enormemente sus niveles de ansiedad, tristeza y otros sentimientos negativos que nos atormentan menudo.

¡pruébalo ahora, concentrándote en ser feliz y cuéntanos qué tal ha ido!

  1. Lucía S Reyes Responder

    Hola. Soy Lucía, la canaria que conociste en Valencia. Acabo de llegar a casa y en cuánto he tenido un momento he entrado a fisgonear tu página, no por curiosidad, sino porque intuía que el universo nos había cruzado de la única forma que él sabe, por la Ley de la atracción. He leído el resumen sobre ti y he quedado impactada, tu historia del vacío y las preguntas de ¿quién soy? Y ¿qué soy? Me las he ido planteado durante años… Hace unos meses buscaba respuestas a «cosas» que me iban pasando que no entendía, pero que despertaron mi interés y toda mi atención. Tenía una enorme necesidad de saber más o mejor dicho, necesidad de saber que y quién era… ¿Dios? No me creía nada sobre el Dios que la iglesia y la sociedad católica me habían dicho, no podía ser cierto que un padre amoroso, un padre creador de todo y que nos hizo a su imagen y semejanza fuera tan autoritario como me enseñaron. Me negaba a creer que estaba constantemente vigilada por él para lanzarme a los infiernos en cuánto me equivocara y «pecara» Bufff! Dudaba de la vida y hasta pensaba que todo se reducía a vivir y morir, sin más… PERO, y siempre hay un pero, algo en mi interior me decía que no, que no podía ser así, me parecía poco e imposible que la vida fuera tan poquita cosa, tan agresiva y que fuera una nada absoluta con principio y fin… ¿triste? Si, pero cierto. Llevo cinco meses estudiando Metafisica y leyendo y prácticando el Aquí Ahora y en cuánto os vi lo supe, supe que vosotras teniáis un mensaje, un «algo» que el Universo me estaba enviando. En mis peticiones os he estado atrayendo y NADA, nada es CASUALIDAD, todo está medido y dispuesto para ser encontrado, es la Ley de la atracción que trabaja sin descanso para que estas cosas sucedan. Gracias por vuestra simpatía y amabilidad. Estaré pendiente y en cuánto pueda y se de la ocasión, nos volveremos a ver. Saludos y os deseo todo lo mejor. Que la paz, el amor y la buena voluntad os protejan. Gracias por vuestra labor. Una brazo

Deja tu mensaje

*

*