logo

Sueños lúcidos: cómo tenerlos

Sueños Lúcidos | Universo ThetaHealing

Este post complementa al anterior que escribimos y en el que explicábamos qué son los sueños lúcidos. A continuación compartiremos algunos ejercicios que podéis realizar para entrar en un estado de conciencia cuando dormís, pudiendo controlar todo lo que ocurra durante el sueño.

Como ya dijimos, aunque realicéis estos ejercicios puede que no obtengáis el resultado deseado pero basta con seguir entrenando nuestra mente para que distinga y reconozca cuándo estamos en un sueño y cuándo no.

De acuerdo a los estudios, los mejores resultados son obtenidos mediante la realización de técnicas para reconocer cuándo estamos soñando.

  1. La técnica MILD (Mnemonic Induced Lucid Dream, Inducción Mnemónica de Sueños Lúcidos en español), consiste en repetirnos “Sabré que estoy soñando” hasta que uno se quede dormido, como si estuviéramos contando ovejas. De esta forma, nuestro cerebro, al dormirnos podrá haber asimilado que entramos en el sueño y seremos por tanto, conscientes de ello.
  2.  

  3. Otra forma de saber que estamos soñando, aunque menos directa, es reconocer las señales del sueño. Por ejemplo, muchos de los sueños que tenemos son recurrentes en distintas personas: que se caigan los dientes, caer al vacío, conducir sin frenos o ser perseguidos son algunos de los más comunes. Si aprendemos a reconocer las señales que nos indican que estamos en un sueño, nuestro cerebro podrá asimilarlo cuando soñemos.
  4.  

  5. Por tercero y último encontramos una que hasta yo he realizado incluso antes de saber nada sobre sueños lúcidos, habiendo conseguido resultados satisfactorios algunas de las veces. Se trata de, cuando nos despertemos en mitad de un sueño y queramos seguir soñando, revivirlo en nuestra imaginación, concentrarnos en el sueño que acabamos de tener mientras nos volvemos a quedar dormidos. Cabe la posibilidad de que entremos a un sueño lúcido de esta manera.

 

Hay que saber que la mayoría de sueños lúcidos se dan cuando entramos en sueño profundo, generalmente porque nos damos cuenta, dentro del sueño, de algo fuera de lo común que nos dice que no es la realidad, con las técnicas 1 y 3 estamos tratando de inducir un sueño lúcido sin haber pasado al sueño profundo, lo cual solo ocurre, según estudios, un 25% de las veces.

Otros métodos que se han estudiado y demostrado que mejoran las probabilidades de tener sueños lúcidos son: meditando, usando alarmas de luz especiales, despertándonos –a conciencia- de madrugada, para luego volvernos a dormir o bien escuchando pulsos binaurales, los cuales imitan las ondas theta (ondas emitidas por nuestro cerebro en las primeras etapas de sueño).

Con este post acabamos la serie sobre sueños lúcidos, sabed que hay gran cantidad de información tanto en internet como impresa, la mayoría de ella de carácter científico. Con estos posts hemos querido dar solo un pequeño repaso a este fenómeno, esperando que haya sido de vuestro agrado.

Ya sabéis, si os ha gustado no dudéis en comentar, compartirlo con vuestros seres queridos y hacer clic en me gusta, ¡gracias!

Deja tu mensaje

*

*